Compartiendo sueños con un chef

Su actitud, algo altanera, no es más que el escudo de un corazón que fue roto mil veces, no por causas del amor de pareja, sino por la pérdida de ese progenitor que le brindaba tanto resguardo.

Si supieran el cariño que ese corazón emana, sueños que ese espíritu protege y tantas ganas de comerse el mundo con decenas de fantasías, los espíritus transeúntes brindarían un poco de su tiempo para escucharlo hablar.

IMG_9453

Pero no, solo el corazón de aquellos que saben persuadirlo y tocarle el alma, pueden darse cuenta el gran portador de sueños que en él hay.

Sus lágrimas, algo tímidas pero sinceras, son la proyección de esa lucha interna por dejar salir, por soltar, por obtener la libertad…

Emprendió el viaje a su sueño unas semanas atrás y su semblante cambia cada vez que se encuentra al frente de ese platillo que prepara para sus comensales, poniéndole amor y esperanza, confiado en ese ser Superior de que esta vez todo va a salir bien, aunque papá no esté.

IMG_9446

El corazón sana, pero las cicatrices quedan, reiteradamente sangran de dolor, en otras ocasiones nos recuerdan que salimos vencedores.

Mi alma, se entrelaza con la tuya, se unen para compartir sueños y crearlos en burbujas de realidades.

Deja ir, deja volar, que el negro intenso de la noche es el comienzo del amanecer…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s