Cortina de humo

Pueden llamarle de muchas formas: libertinaje, educación desatendida o rebelión, pero es algo que pasa y cada vez se normaliza más, para bien o para mal.

La Tocola no es más que un personaje que representa a un gremio que ha sido reprimido, señalado y abandonado, sin embargo, el problema va a seguir ahí.

Hay quienes le resienten a ese personaje que haya destapado algo que ya la mayoría de padres sabían pero no querían aceptar. O que ya ‘’medio’’ habían aceptado pero no quería que saliera a la luz.

Personalmente, nunca he fumado marihuana y considero que nunca lo haré, no cumplo las características para ser consumidora; pero tengo gente que amo y respeto como ser humano que la consumen.

Mis adjetivos calificativos de periodista se me desbordan cuando sé que alguien fuma marihuana y ahí inicia mi interrogatorio: ¿desde cuando? ¿por qué? ¿con qué frecuencia?

Todos tienen diversas respuestas: ‘’Para relajarme’’, ‘’para poder dormir’’, ‘’fomentar mi instinto creativo’’, entre otras cosas.

Pero lo que más me ha llamado la atención es la frecuencia del patrón: ellos difícilmente quieren formalizar una relación sentimental con alguien que fume todos los días. ¿Por qué será?

A lo mejor, una parte de ellos tampoco quiere aceptar que son adictos. Creo que vivimos en una sociedad que desea no oír realidades y vivir en el ‘’supongo’’ o en el ‘’mejor ni pienso en eso’’.

Lo cierto es que la mayoría de padres han sido alertados, unos para bien otros para… no tan bien.

Usted padre o madre de familia, debe de conocer lo que tiene por hijo, deje de suponer e invierta tiempo en crear un vínculo de confianza con sus hijos, no lo reprenda, acompáñelo en el difícil camino de la adolescencia.

Un clavo no saca otro clavo, más bien hace la herida más y más grande. Resuelva a tiempo.

Me declaro imparcial en un asunto tan complicado como el consumo de marihuana. Hay un punto en la vida que hay que vivir y dejar que otros hagan de su vida lo que ellos deseen.

Cada quién nos regimos por principios y para mí respetar, es uno al que más atención deberíamos prestar.

La Tocola ha sabido llamar la atención en un país que tampoco hay que hacer mucho para tener las cámaras encima. Si ya la escuchó hablar, tome lo bueno y deseche lo malo.

Para mis amigos consumidores, sólo les pido que se hagan un análisis de su interior, sus emociones y situaciones pasadas, si tienen que perdonar, adelante.

La marihuana, al igual que cualquier otra cosa que nos genere adicción, no es más que una cortina de humo con cosas que aún no hemos resuelto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s