‘’La vida es demasiado corta para vivir el sueño de otra persona’’

Hace muchos meses quería escribir sobre esa frase. Tal vez no lo hacía por el qué dirán o qué van a pensar… pero como escritora que soy, debo escribir aquello que la mayoría no se atreven a decir y lo viven.

La gente piensa lo que desea pensar, supone lo que su mente le permita suponer e imagina lo ellos hubiesen hecho con su propia doble moral.

Cuatro historias he escuchado por los mismos autores, los cuales he callado. Pero todas las mueve el mismo ideal.

¿Tan fácil es opinar cuando no se vive en carne propia?

Usted, que solo critica por lo que supone, le invito a que siga leyendo y deje de suponer. La invito a que continúe leyendo lo que usted misma hizo y fue más fácil hablar en vez de recordar que usted también lo vivió.

Hoy levanto la bandera de libertad y humanidad. Dejar que la gente sea feliz, sin importar si cumplen con lo que dice la sociedad, con todos los estereotipos que han impuesto para encajar.

Conocí y lloré con aquella persona que fue acribillada por querer dejar a su pareja porque estaba cansada de vivir el sueño ajeno. Abrió su corazón conmigo y pude ver que nada nos diferenciaba.

Éramos dos personas, que pasan circunstancias difíciles. Dos cuerpos con alma y hueso, dos seres humanos llenos de errores y virtudes, que han tomado buenas y muy malas decisiones. Dos personas que deciden vivir y luchar.

Es muy fácil escandalizarse por un divorcio, una separación, una infidelidad, una traición. ¿Ya se puso a pensar que hubiese hecho usted en esa posición? ¿Ya le preguntó a la persona que usted señala cuántas noches lloró? ¿Cuántas personas le dieron la espalda? ¿Si tiene alguien que la escuche y la consuele de una sociedad que atemoriza?

La otra historia, me llamó aún más la atención. A ella le gusta el sexo casual y lo disfruta. La sociedad la llama ‘’zorra’’, ‘’des ubicada’’ y ‘’puta’’. Ella le llama: ‘’vivo mi vida porque muchos años viví el sueño de otras personas’’. Le gustan los hombres mucho más jóvenes que ella y no, no le pagan por acostarse con ella. Tiene su trabajo y cumple su roll de hija, hermana y mamá.

El otro sufre por ‘’el qué dirán’’ mientras su pareja agarra la libertad que la separación le otorgó como si su vida dependiera de ella.

Ella sufre por un esposo que la reprime y la controla. Mientras él vive la vida que siempre quiso tener, sin dejar que ella viva la vida que ella ha soñado tener.

¿Acaso el corazón puede amar a dos personas al mismo tiempo?
ó
¿Será que uno tiene que vivir con su pareja toda la vida aunque uno no quiera?

Se me viene la convicción que siempre he tenido: ‘’Si usted ve algo que implica a otras personas, no se meta en problemas. Haga como si nunca hubiese visto, porque al final la gente cree lo que quiere creer’’. ¿Eso me hace cómplice? ¿Seré mala persona por no decir lo que vi? ¿O sólo alimentaría el morbo?

A mi amiga le gusta tomarse fotos desnudas. ¿Entonces ella es una puta que no ama su cuerpo? ¿No debería hacerlo porque deshonra a su familia? Yo exalto su autoestima y su libertad. De hecho aprendo a desprenderme de un complejo más cada vez que veo una foto de ella.

Al otro le gusta fumar marihuana todos los días. ¿Es un adicto que no sabe canalizar su herida? ¿Nunca va ser exitoso por fumar marihuana? Entonces ¿qué debo pensar de la gente que le gusta tomar alcohol y fumar tabaco?
¿Fumar cualquier cosa no es lo mismo? Yo observo y aprendo.
Me desprendo de cada prejuicio y disfruto con los que decidieron vivir su sueño y no el de los demás.

Hoy, con unos cuántos tatuajes en mis brazos y abierta a amar a quiénes practican cosas que no acostumbro, he sido fuertemente señalada, siendo el tema principal en salones de belleza, grupo de WhatsApp y suposiciones de ‘’amigos’’.

Quiero que sepan que no me afecta. Hoy me desprendo de ese morbo, doble moral y juicio que nos ha embargado.

Me desprendo de aquello que han inventado de mí, porque me ha hecho más fuerte.

Lo que escribo no siempre es por mi, generalmente lo hago para abrir a la sociedad, a aquellos que leen lo que escribo, que hay gente que vive su sueño y NO está mal que lo vivan.

Después de muchos meses de querer encajar, me he incomodado. Lo lamento, no encajo en este manual de: ‘’la esposa perfecta le hace almuerzo al esposo todos los días. Una mujer casada no puede viajar sola. Una mujer profesional no puede tener tatuajes. Si anda con gente con vicios se va hacer igual. Usted toma esas decisiones por la gente con la que se relaciona’’.

No. No. Y. No.

Puedo hacer y deshacer las veces que quiera lo que yo considere. Puedo enojarme, reír y llorar. Puedo ser lo que soy: humana.
Puedo alegrarme de los logros de aquellos que pasaron por mi vida y puedo hablarle a la novia de mi ex sin ningún resentimiento.

Hoy quiero vivir mi sueño y quiero vivirlo por mí. Sin importar si a usted le parece o no.

Hoy quiero abrazar a aquellos que me hirieron o lastimaron alguna persona que quiero: porque el cambio debe empezar en mí.

Agradezco a cada una de las personas que me han buscado para hablar, que me han escrito, que me han buscado o que yo les he pedido que me cuenten su historia.

Ocupamos más humanos, ya marionetas tenemos demasiadas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s