¿Y el Big Ben?

Como vieron en mi historia anterior en París, estuve viajando durante todo un mes por varios países de Europa.

Después de casi 24 horas de viaje regresando a casa, ya hoy me puedo sentar y ponerme al día con las historias de mi travesía.

Les comparto mis experiencias porque en la planeación de mi viaje, tenía tantas dudas y no las suficientes respuestas como hubiese querido, así que les facilito la preocupación y me pongo a su disposición.

Empiezo…

Llegamos Londres de noche, en estas ciudades anoche de 9 a 10 de la noche. Del aeropuerto tomamos un bus (que ya anteriormente había reservado) que nos dejo en una terminal. Nosotros no teníamos internet en el celular, así que en el aeropuerto, descargamos en Google Maps donde debíamos movilizarnos para poder llegar al hostel.

Los buses de Londres son excesivamente fáciles, ¡de verdad!. Pero eran las 11pm y yo no quería andar caminando a esas horas en la calle. Uno tiene una idea de que a esa hora lo pueden asaltar, pero en esos rumbos no es como en Costa Rica.

Llegamos a la estación Victoria, la más grande y famosa de Londres, y básicamente no sabíamos hacia donde ir. No encontrábamos internet en ninguna parte y yo me sentía perdida. Repita conmigo: ¡Perderse es normal en cualquier viaje!

Salimos de la estación y buscamos algún restaurante para poder agarrar internet, topamos con la suerte de que estaban cerrados pero el Wifi sí servía, así que para opción más rápida, pedimos un Uber.

Un consejo muy importante es: descarguen la aplicación y tengan una cuenta en Uber.

Londres es muy organizado pero la moneda es diferente a todos los demás países (la libra esterlina) y los tomas son distintos también, así que ir a este lugar es como salirse de Europa.

Al llegar al hostel, los cuales son una muy buena opción y económica en algunos casos, nuevamente nos sentimos perdidos. No habían rótulos, no teníamos internet ni línea para llamarlos y era la media noche. Londres me estaba empezando a asustar.

Yo había conseguido ese lugar para dormir en Booking, un sitio muy confiable para reservar, y no podíamos encontrar el hostel.

A como pudimos y en medio de la desesperación, encontramos la puerta y seguimos las instrucciones de cómo abrir el lugar que previamente me habían enviado por WhatsApp.

Siempre habíamos escuchado que el lugar era frío y oscuro…

Pues al día siguiente nos levantamos y nos topamos con la sorpresa de que hacía bastante sol. De igual manera y mejor para prevenir, nos llevamos nuestros suéteres.

Las tarjetas de bus se pueden conseguir en cualquier pulpería de la calle o en algún puesto. ¡No tenga pena en preguntar! además son válidas para todo el día cuantos viajes quieran hacer.

Nosotros optamos por el bus porque desde donde estábamos era mucho más fácil: un bus nos dejaba frente del Big Ben.

Además, nos encantan los buses porque así vamos conociendo la ciudad y más esos de Londres que son tan cómicos y encantadores.

Llegamos frente al Big Ben al medio día y ¿adivinen? no se podía ver bien porque le estaban haciendo reparaciones. ¡Más suerte en la próxima!

Nuestro método fue caminar todo lo que podíamos, sabíamos que Europa se conocía caminando y eso fue lo que hicimos.

Caminamos tanto que se nos olvidaba que había que comer, hasta que la tripa gritaba para que le chineáramos con algo.

Curiosamente, ese primer día en Londres, fue el día más caliente del año en Londres. ¡Una locura!

La gente se acostaba en bikinis en los parques aprovechando el sol.

Y ahí estábamos nosotros: queriendo climas diferentes y tostados por un sol abrazador.

Pudimos visitar el Palacio de Buckingham, el castillo de Windsor, el pueblo de Oxford y Stonehenge.

Palacio de Buckingham:
Antes de irnos de viaje, mi mamá oró por nosotros y pidió ‘’que tuviéramos gracia delante de la gente’’, y pues yo me la creí.

Cuando llegamos al Palacio, justamente estaban haciendo el cambio de guardia, ese momento tan icónico del lugar cuando salen los soldados y desfilan, además de otro desfile que anunciaban el festejo británico.

Si van a Londres, dense el tiempo de ir a sentarse al frente del Palacio y sentirse afortunados por estar ahí.

Castillo de Windsor:
Los que nos encanta sobre la realeza y toda su historia, deben ir a este lugar. Está lejos del centro pero es un trayecto agradable.

El Castillo de Windsor, es la segunda casa de la Reina, su lugar favorito para despejarse y descansar. El día que llegamos, después de pasar por seguridad, pudimos ver una bandera en una de las torres, ¿adivinen? Es la señal de que ahí estaba la Reina. Otro golpe de gracia.

Aunque no pudimos verla, sí tuvimos la oportunidad de entrar al castillo y ver algunas de las tantos objetos que posee la realiza: regalos de príncipes de otros países tales como: espadas, coronas, vajillas, joyas, vestidos; así como cuadros, mobiliario, alfombras, tapetes, de todo lo que alguna vez pude imaginarme.

Se me puso la piel e gallina cuando entré a uno de los pasillos principales y vi una lámpara enorme con miles de miles de cristales que iluminaban y le aportaban eso mágico al lugar, mientras la veía, me salieron unas lágrimas de felicidad.

Nosotros los tour los conseguimos con una aplicación que se llama Get Your Guide, luego les contaré de todas las app que utilicé.

Oxford:
Un pueblo tranquilo, con mucha historia y muchos universitarios, el pueblo es el campus. Hay mucha diversidad cultural y los estudiantes sólo pueden trasladarse en bicicletas. La universidad no es un edificio como tal, si no aulas por todo el pueblo que están en edificios antiguos y que conservan bastante.

Stonehenge:
Cuando estaba en el cole, en un libro de inglés estaba este lugar, me impactó tanto que me propuse que algún día iría y cumplió mis expectativas.
Lo recomiendo para los que les gusta las cosas místicas. El lugar es tranquilo y renueva la vista sus paisajes. Me encantó porque existe ese espacio para conocer más de su historia y poner el alma en remojo y regenerarse.

Nos alcanzó tanto el tiempo en Londres que también pudimos ir a Madame Tussauds, un museo de cera súper famoso creado en Londres y con muchas sedes alrededor del mundo.
Pude tomarme una foto con las réplicas de la familia real y me sentí una de ellos jaja

Parte de la entrada incluía ir al London Eye, era rueda en la que se puede ver toda la ciudad. El recorrido dura 15-20 minutos y es súper lindo.

El día que terminaba nuestro viaje en este país, tomábamos el vuelo muy temprano. El día anterior intenté hacer el check in en línea y no pude, por lo que llegamos más temprano al aeropuerto para poder hacerlo sin ninguna prisa.

Al llegar al puesto de la aerolínea, pregunto:

Barb: Buenos días, ayer intenté hacer el check in pero no pude, me podrían ayudar?

Señora: únicamente s puede hacer online.
B: Entiendo, pero es que no puedo, ya intenté hacer en las máquinas de aquí y tampoco.

S: Si no puede hacerlo, no podrá tomar su vuelo.

Esa última frase hizo que ya no fuera una conversación tranquila. Paralelamente estaba un inglés teniendo el mismo problema que nosotros, hablando con tono alto y agitado, exigiendo un superior.

Estábamos tan molestos que no nos ayudaran que fuimos insistentes y necios. Nos decían que nos podían ayudar imprime el pase de abordaje pero que nada garantizaba que nos dejaran entrar a Holanda.

Yo estaba determinada a que yo iba a disfrutar ese viaje que tanto me había costado y no estaba dispuesta a recibir un ‘’no la puedo ayudar’’ de nadie.

Faltaban 40 minutos para nuestro vuelo y aún estábamos en el área de check in, con un puñado de cólera, una maleta en la espalda y mil preocupaciones por delante.

El inglés se me acercó y me dijo: ‘’De que nos montamos en ese avión, ¡nos montamos!’’…

Nuestro próximo destino era Amsterdam… ¿o ya no?

CONTINUARÁ… 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s